Presencia docente en línea y aprendizaje activo (Resumen)

Foto: Pexels.com

El aprendizaje para que sea duradero, significativo, relevante y útil, debe ser activo. La dinámica del nuevo entorno debe ser pensada y configurada poniendo en el centro al estudiante y su proceso de aprendizaje. La estructura de la clase magistral ya debe ser superada definitivamente y dar paso a enfoques que desde su concepción pongan la mirada en la implicación del estudiante y su participación activa, responsable y consciente.
 
Es apreciable el esfuerzo que expertos e instituciones realizan en diferentes partes del mundo por visibilizar y acercar a los docentes las metodologías, materiales y contenidos especializados que les ayuden en su tarea de educar o formar en línea. La pandemia Covid-19, como toda crisis, nos está conduciendo a adoptar y desarrollar nuevas formas de enseñar y nuevas formas de aprender.

Por ello, compartimos aquí dos seminarios web (webinars) realizados por profesores y expertos de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC), una interesante iniciativa que aporta valor al trabajo de planificación educativa que todo docente debe realizar siempre, especialmente en estos tiempos en que nos encontramos impartiendo formación vía remota.
 
Les dejamos el resumen de los seminarios que, por sus aportaciones conceptuales, consideramos clave para la transición de lo presencial a lo virtual.
 

Por la Dra. Teresa Romeu, profesora agregada de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación





Resumen

La irrupción masiva de las tecnologías digitales ha generado nuevas maneras de enseñar y nuevas maneras de aprender, lo que hace necesario incorporar metodologías activas y colaborativas basadas en el uso pedagógico de la tecnología orientadas a la transversalidad de los conocimientos y el desarrollo de las competencias. Estas metodologías promueven (1) la implicación activa del estudiante en su propio aprendizaje a través de la actidad convirtiéndolo así en protagonista de su propio aprendizaje y (2) un aprendizaje en colaboración que refuerza y amplifica las posibilidades educativas de los alumnos (aprender entre iguales). Esto reformula el rol del docente: pasa de transmisor de conocimiento a facilitador del aprendizaje.

Entre las metodologías activas probadas y recomendadas por Romeu se destacan (1) aprendizaje basado en proyectos, (2) aprendizaje basado en problemas, (3) aprendizaje basado en retos, (4) design thinking y (5) la gamificación.

Estrategias docentes transversales que son clave para planificar y desarrollar la enseñanza en línea y que pueden aplicarse en cualquier campo de conocimiento:
 
1. Estrategia de comunicación e interacción: el mensaje es la herramienta básica de la comunicación que se realiza dentro de un entorno virtual de aprendizaje. De ahí la importancia de cuidar el estilo comunicativo ya que es el vehículo para promover la interacción social. Es fundamental cultivar el sentimiento de pertenencia a la comunidad en los participantes.
 
2.  Estrategia de planificación y gestión: la planificación debe formar parte del diseño previo de un curso. De ahí que la re-planificación también sea importante parte ya que durante el proceso de implementación podrían surgir tareas y actividades que no hayan sido previstas y que deben ser adaptadas e incluidas al diseño planteado. Compartir esta estrategia con alumnos posibilita que integren mejor las tareas y que sean más conscientes para asumirlas. Que realicen planificaciones individuales es un buen ejericio para materializar y reflexionar sobre los objetivos a alcanzar, las actividades a realizar y las competencias a adquirir. Por otro lado, la gestión del tiempo y la información es fundamental establecer horarios claros y frecuencia de conexión razonables. Tener muy en cuenta que ser docente en línea no signfica disponible 24 horas ni 7 días de la semana. Pautar la atención para evitar repeticiones y lagunas de contenido. Y la información debe ser priorizada, filtrada y ordenada, darle un tratamiento eficaz y eficiente. Tener muy en cuenta que el docente en línea es modelo y espejo de sus alumnos.

3. Estrategia de dinamización: el docente debe ser un ente proactivo que busque la participación activa de sus estudiantes. Para ello debe mostrar una actitud abierta al diálogo, plantear preguntas para aumentar la comprensión de los contenidos, animar a los estudiantes a interactuar y responderse entre ellos, potenciar la interacción entre iguales y favorecer dinámicas de trabajo en equipo. Al desarrollar debates virtuales, el docente se convierte en el moderador: iaugurar el debate, prioriza temas, conducir el hilo de la conversación y cerrar el debate mostrando las conclsuiones.
 
4. Estrategia de orientación y motivación: se requiere de un ambiente agradable y de confianza. Esto implica preguntar a los estudiantes cómo se sienten, mostrar interés por las tareas que ralizan los jóvenes en casa, en otras asignaturas, en su cotidianidad para buscar conexiones y guiar el proceso de aprendizaje. Para ello es importante facilitar pautas periódicas para alcanzar las comptencias, mostrar diferentes fuentes de información, presentar nueva información de manera escalonada, recordar el obetivo de la actividad, incoporar recursos de forma gradual, proponer actividades alternas de refuerzo o amplicación y, muy importante, transmitir seguridad y tranquilidad ante la situación.

5. Estrategia de evaluación: se basa en la evaluación continua y formativa. Esto implica incorporar activamente al estudiante en su propio proceso de aprendizaje, para lo cual es necesario reflexionar sobre lo que va bien y lo que no, y cómo se puede mejorar. Se puede recurir a la autoevaluación, coevaluación y evaluación grupal. Hacer seguimiento de las evidencias y explicar los criterios y las ponderaciones mediante instrumentos idóneos. Proporcionar retroalimentación (feedback) individual y grupal. Algunas estregias aplicables para obtener las evidencias que posteriormente conduzcan a la cualificación son: participación y discusiones; trabajos, proyectos y retos; preguntas reflexivas; actividades aplicadas; trabajo individual y grupal; feedback del docente y compañeros; actividades evaluables y no evaluables.

Conclusión

En el entorno virtual de aprendizaje, la presencia docente es muy importante. Ésta puede ser de tipo social (conexión afectiva), cognitiva (construir significados) o didáctica (facilitadora del aprendizaje). El docente debe estar capacitado en el dominio instrumental de las herramientas tecnológicas, pero no es suficiente. Se requiere que tenga un dominio diáctico y pedagógico.
 
Vea el webinar completo en YouTube ingresando AQUÍ.

 
Por Marcelo Maina, profesor de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC



Resumen

Las e-actividades son actividades de aprendizaje que conforman el marco de interacción y participación en línea. Se constituyen en una secuencia de aprendizaje aclada en el diálogo y la colaboración. Promueven el aprendizaje activo mediante la construcción colaborativa de conocimiento y están orientadas al desarrollo de competencias. Deben tener claros y bien definidos los resultados de aprendizaje esperado y enfatizar la autogestión del estudiante, su autonomía e iniciativa.

Se habla de aprendizaje activo cuando: (1) se promuve la implicación del estudiante en la resolución de problemas o la proposición de soluciones que guarden relación con el mundo real; (2) el conocimiento (experiencia, competencia) previo relevante es activado como fundamento para la construcción de nuevo conocimiento; (3) el nuevo conocimiento es es demostrado, explicitado y comunicado; (4) el nuevo conocimiento es aplicado, usado correctamente; y (5) el nuevo conocimiento es integrado, es decir transferido a nuevas situaciones.

Metodologías activas recomendadas: (1) aprendizaje basado en problemas, (2) aprendizaje basado en proyectos, (3) aprendizaje basado en retos, (4) aprendizaje cooperativo, (5) aprendizaje por descubrimiento, (6) design thinking, (7) flipped classroom, (8) gamificación, (9) método de caso.
 
Tipos de actividades recomendadas: (1) de análisis y síntesis (mapas conceptuales, líneas de tiempo, esquemas, inforgrafías, resúmenes críticos, posters, presentaciones; (2) de investigación o resolución de problemas (estudios de caso, proyectos grupales de investigación, trabajo de campo, simulaciones, qebquest); (3) de interacción y comunicación (debate virtual, lluvia de ideas, discusión de ideas preconcebidas, saber de los otros, encuestas de grupo); (4) de construcción colaborativa de conocimiento (resolución de un caso, proyecto orientado al desarrollo de una solución, comunidad de práctica, glosario, wiki); (5) de reflexión (diario reflexivo, lecturas dirigidas, portafolio del estudiante, respuesta emocional, un blog).
 
 
Conclusión

El uso de herramientas debe necesariamente implicar un proceso de planificación,  diseño y documentación. Y, muy importante, un trabajo reflexivo del docente desde su propia práctica que le permita evaluar la eficacia de la herramienta, mejorarla y reutilizarla.

Vea el webinar completo en YouTube ingresando AQUÍ.
 

Para acceder a otros webinars, recomendamos visitar el portal Docencia no presencial de emergencia en el que se recopilan todas las presentaciones realizadas por los profesores de la UOC.
 
Recuerde dejarnos su comentario. Aquí también estamos aprendiendo y compartiendo.

Comentarios